Importancia de la creatividad en el diseño de interiores

El genio es un uno por ciento de inspiración y un noventa y nueve por ciento de sudor.

Thomas Alva Edison

Al hablar de interiorismo no se puede dejar de lado la creatividad; ésta es el alma de la configuración del espacio arquitectónico.

importancia de la creatividad en el diseño de interiores

Pensar que la creatividad en el diseño de interiores consiste exclusivamente en ocurrencias, ideas espontáneas o “feeling”, es desacreditar el nivel académico y profesional de esta vocación.

La creatividad no es fruto de un esfuerzo momentáneo, una iluminación que llega de pronto como por arte de magia; la creatividad es producto de un trabajo concreto, de un estudio minucioso, de mucho análisis, de una gran dedicación a resolver un problema de una manera determinada y de conocimiento acumulado. A lo que comúnmente nos referimos en los niños: “qué creativos son”, en realidad es originalidad espontánea, la cual no carece de importancia, pero la creatividad requiere un bagaje histórico de estudio y esfuerzo.

Me considero una persona creativa pues, para resolver espacios, me gusta encontrar soluciones originales apoyándome en mi experiencia. Continuamente me preguntan: ¿de dónde sacas inspiración?, ¿cómo le haces para transformar un espacio?, ¿cómo se te ocurren tantas ideas? Estas y otras preguntas que me hacen, me han llevado a analizar el proceso creativo que realizó cuando diseño.

La creatividad regularmente se relaciona con el talento, y lo primero que he observado es que una persona no nace con talento, puesto que no es un don, algo dado, en el sentido de una habilidad innata que algunos niños poseen y otros no; es más bien algo que se adquiere con dedicación y esfuerzo; y que se puede desarrollar.

Desarrollar un proyecto innovador, con características de esfuerzo creativo, implica no dejar de pensar en ningún momento en él; aunque me halle realizando otra actividad, sigo dándole vueltas en la cabeza hasta que encuentro la que me parezca la mejor solución. ¡Inclusive sueño con los espacios!

la creatividad mostrada en un proyecto de diseño de interiores realizado por Mariangel Coghlan

También me han preguntado: ¿cómo puedo concebir tantos espacios y tan distintos? Mi respuesta es inmediata: “¿cómo no?” Para mí es normal visualizar un espacio viendo un plano o ver un lugar con ciertas características y poder imaginarlo completamente distinto. Sé que para algunas personas es complicado y no lo comprenden hasta que ven las ideas realizadas en el sitio. Esto no quiere decir que yo sea más lista; simplemente significa que yo he desarrollado, por la práctica y el estudio, esta habilidad específica, de tal forma que me parece natural.

Un punto que considero fundamental para el desarrollo de la creatividad en el interiorismo es aprender a observar más que a ver, lo cual es muy distinto. Cuando observamos, analizamos y razonamos los porqués de cada cosa. Cuando únicamente vemos, se analiza superficialmente, casi no lo registramos. Esta diferencia, que podría parecer sutil, es la razón por la cual se puede aprender de cada espacio en el que estamos, y de llegar a desarrollar la capacidad para aumentar la creatividad.

Para mí la vida es un transcurrir de espacios. Los acontecimientos importantes, memorables y trascendentes están relacionados al lugar en el que ocurrieron: donde me dieron el anillo de compromiso, cuando supe que estaba embarazada, los primeros pasos de mi hija, cuando decidí reinventarme como interiorista, cuando me invitaron a escribir para el periódico; no puedo pensar en cada momento sin relacionarlo al sitio en el que estaba cuando sucedió.

Es por esto que me apasiona diseñar espacios que sean novedosos, originales y agradables para habitarlos, pues soy consciente de la importancia y trascendencia que tienen para las personas; es probable que algunos le den más valor que otros a las condiciones en las que se encuentra su casa, pero de igual manera influye en las personas y en sus recuerdos. ¿Quién no tiene recuerdos de su niñez relacionados a un lugar de la casa en la que crecieron?

Considero que realizando bien nuestra profesión de interioristas, siendo realmente creativos, pensando en los clientes, como personas que pueden mejorar su calidad de vida gracias a nuestros servicios profesionales, es la mejor manera de contribuir para mejorar nuestra sociedad.

 

Conoce nuestros servicios

 

Se vale inspirarse de todo lo que vemos y conocemos, pero “fusilar” o “piratear” es lo más triste que se puede ofrecer, es un absoluto fracaso para un creativo. Cuando me preguntan: “¿no te enoja que te copien?” Mi respuesta es que, más allá del halago de ser imitado, “me da pena”, puesto que habiendo las posibilidades y capacidades, no se esfuercen en hacer propuestas nuevas.

Desarrollar un trabajo creativo es un gran privilegio, pero también una gran responsabilidad. Llegar a realizar propuestas novedosas y originales no es una tarea fácil, requiere de mucha disciplina y un serio compromiso por el diseño. Vivimos en un país en el cual hay muchísimo talento y creatividad; nuestra misión es desarrollarlos para tener novedades que ofrecer, y trabajar para ampliar nuestra propuesta de productos y servicios.

Escudriñar un poco en las vidas de algunos personajes que han cambiado el curso de la historia, sobre todo los que han sobresalido por su creatividad —como Bach, Einstein, Gandhi o la Madre Teresa de Calcula—, nos muestra que sus grandes logros, más que azares del destino determinados por un supuesto talento innato, fueron frutos de su trabajo constante, estudio arduo y de nunca perder la capacidad de observar y de maravillarse ante la posibilidad de pensar en los demás, de aceptar a los demás, de vivir por los demás.

¡Hasta la próxima!

firma mariangel coghlan

Artículos Recientes

CTA

VISÍTANOS

Agenda tu cita