¿Cuál es la diferencia entre un interiorista y un decorador?

61342

Written by:

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

A lo largo de mi vida profesional he comprobado que, para la mayoría de las personas, es lo mismo un interiorista, un diseñador de interiores y un decorador.

Después de leer una gran cantidad de definiciones y de “diferencias”, he llegado a la conclusión de que la forma en que te llamen las personas o tus propios clientes da lo mismo. Lo que es verdaderamente importante es la capacidad que tenga como  profesional para ofrecer un servicio que genere valor.

Al final lo que trasciende es el resultado de nuestra capacidad para analizar un espacio y proponer soluciones creativas que lo mejoren. He tenido la fortuna de comprobar que mi experiencia me hace crecer en cada nuevo proyecto, independientemente de los estudios formales que he realizado. Creo que el interés en seguir aprendiendo y absorbiendo conocimiento aumenta nuestra capacidad para enfrentarnos a nuevos retos y nos proporciona habilidades que nos ayudan a ser mejores profesionistas.

homeinterior

Los que me conocen bien saben que me molesta cuando me dicen decoradora. Aunque en la mayoría de los casos sonrío y aguanto el insulto, ciertamente no me agrada que se refieran a mí con este calificativo. Desde mi punto de vista, un decorador puede ser cualquier persona. Decorar un espacio es relativamente sencillo y no requiere de mucha preparación; más bien se necesita saber observar, tener buen gusto y nada más. A diferencia de un interiorista o diseñador que es una persona que ha desarrollado una disciplina a través de estudios formales; se prepara más a fondo, estudia diversas asignaturas y trabaja para desarrollar sus aptitudes creativas.

Ciertamente podríamos decir que la diferencia está en la  formación académica que existe entre una actividad y otra. Tener un título universitario nos da una perspectiva más amplia del conocimiento; sin embargo, considero que esta perspectiva no se adquiere únicamente en la universidad. En realidad, en los años universitarios se siembra una semilla que va creciendo a lo largo del tiempo con las distintas experiencias adquiridas.

Es por esto que considero una provocación cuando me dicen “decoradora”. De alguna manera me siento menospreciada, pero en realidad es intrascendente puesto que las personas no tendrían por qué conocer estos argumentos. Sé que mi trabajo consiste en transformar y reinventar espacios, y mi objetivo está en lograr que esos espacios sean placenteros para sus habitantes. Definitivamente aquí radica la importancia de nuestra profesión y es en esto en lo que tenemos que enfocarnos.

Personalmente prefiero que me digan interiorista o diseñadora -aunque la definición para algunos es ambigua– Un diseñador es un profesional que ejerce la profesión del diseño, y para mí es una gran responsabilidad y motivo de orgullo.

homedesigner

¡Hasta la próxima!

firma+mariangel

Mariangel Coghlan




diseño en rojo



Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

Last modified: 4 Octubre, 2016

29 Responses to " ¿Cuál es la diferencia entre un interiorista y un decorador? "

  1. Arturo Vigil dice:

    Felicidades MARIANGEL, eres una gran Interiorista ! Gracias por el artículo que publicas para los que no sabemos diferenciar estas clasificaciones de manera clara, todos los días se aprende algo nuevo ! Te dejo mi página web para que cuando tengas tiempo la visites, te aseguro que te va a gustar. Soy artista plástico y me dedico a crear arte marino a base de cuadros decorativos en 3D a base de caracoles marinos de primera calidad ensamblados artísticamente en forma de arrecife. Quizá cuando tengas en mente algún diseño marino, te pudiesen interesar, si los quieres conocer físicamente, te los muestro sin ningún compromiso, estoy a tus órdenes. Saludos. Arturo Vigil. http://www.arturovigil.com

  2. Lucia Mitzue dice:

    Excelente comentario, soy Diseñadora de Interiores y también me causa desagrado que me llamen decoradora, solo sonrió y digo “Diseñadora” es una cultura que va modificando poco a poco, Gracias por tu opinión y sentir, saludos!

  3. Oscar Herrera dice:

    Eres una mujer muy actual muy de la epoca actual da igual como te digan tu eres tu y Lo proyectas eso es lo que importa una cosa Es decorar y otra dar esas sensaciones de Paz tranquilidad en Tus creaciones

    • Oscar,

      Muchas gracias por tu comentario. Justamente mi objetivo es ayudarle a mis clientes a que vivan mejor; diseñando espacios cómodos, funcionales y que reflejen la personalidad de cada uno de ellos. Es gratificante entregar un proyecto y ver la cara de ilusión y emoción en ellos.

      Saludos,

      Mariangel

  4. Andrea dice:

    Tengo el mismo problema y ciertamente, es dificil que la gente diferencie estos terminos. Me gusto mucho tu post, Felicidades!
    Yo tambien tengo un blog de diseño de interiores, me gustaría mucho le pudieses da run ojito.

    Muchos saludos!

  5. Juliana C L. dice:

    Así es, estoy de acuerdo contigo……..un decorador trabaja por intuición y utiliza materiales “comunes”……. Diseñar representa aplicar conocimientos adquiridos de manera formal. Durante 10 años hemos impartido exitosamente un diplomado de Diseño y Decoración de Interiores, y es la primera pregunta que les formulamos a los alumnos. Saludos!!!

  6. KARLA NAVARRO dice:

    Interiorista vs Decorador…. La verdad a mí también me molesta un poco cuando me dicen decoradora ya que la preparación me costó años de desvelo, estrés y frustración. Hoy en día no tengo la oportunidad de ejercer como tal; sin embargo nunca me he salido del campo del diseño. Sin embargo tengo la creencia de que la experiencia del día a día es la que nos da las herramientas necesarias para crecer como profesionistas sea cual sea nuestra preparación. Simple y sencillamente son estatus que la sociedad ha creado, por ejemplo, llamarle “secretaria” a una administradora. Dejémonos de clichés y disfrutemos lo que hacemos, al final del día nosotros sabemos quienes somos y quienes queremos ser.

    • Estimada Karla,

      Comparto lo que piensas. En este artículo me atreví a compartir mi sentir; nunca me imaginé que causara tanta polémica; y mucho menos lo hice con la intención de ofender. Tal y como expreso en el texto: “…en los años universitarios se siembra una semilla que va creciendo a lo largo del tiempo con las distintas experiencias adquiridas.” Soy una persona apasionada de mi trabajo, me preparo cada día, por que está dentro de mi esencia. Estoy totalmente agradecida por todo el tiempo que llevo dentro del mundo del diseño. Este tiempo me ha llenado de satisfacciones, éxitos, tristezas, “fracasos” con lecciones aprendidas y sobre todo experiencias que se van acumulando día a día.

      Saludos,

      Mariangel.

  7. cgro dice:

    Es chistoso cuando a uno lo llaman decorador. Y es que sin importar la preparación académica que se tenga, el diseñador, el decorador y el interiorista vienen siendo lo mismo. A veces la experiencia y el trabajo en práctica te da más satisfacciones y mucho más aprendizaje que la teoría. El punto es enfocarnos en lo que nos gusta, sin importar el título que nos brinden. Probablemente nos costó mucho trabajo y esfuerzo obtener un título, pero nada como ver la cara de un cliente satisfecho; eso es lo realmente importante. Dejémonos de formalidades y demos al cliente lo que tanto necesita y lo que tanto nos gusta.

  8. Marlene García dice:

    Estoy de acuerdo contigo. Creo que este artículo va más allá de una definición y tiene todo que ver con la “semilla” que queremos sembrar en este mundo. Alguna vez leí: “La escuela es una cosa. La educación es otra.” Y es cierto. La educación no está sujeta única y exclusivamente a la escuela, ya que como bien lo dices, nuestras experiencias nos transforman. En mi opinión la diferencia de un decorador y un interiorista es: “la curiosidad.” Mientras el decorador permanece conforme con su buen gusto, el interiorista es curioso por naturaleza. La curiosidad nos mantiene creativos ante cualquier reto, nos vuelve propositivos, alimenta nuestros conocimientos, nos reinventa y mantiene vivos. Evidentemente esto se ve reflejado en nuestro trabajo.

    • Estimada Marlene,

      No te puedes imaginar la alegría que me dio leer tu comentario, me sorprende tu reflexión y me entusiasma tu pensamiento acerca de la creatividad. A mí me encanta rodearme de personas propositivas, especialmente aquellas a las que les atrae la posibilidad de reinventarse constantemente. ¡Saludos! Y seguimos en contacto.

  9. Brenda dice:

    Muchas gracias por compartir tu pensar sobre un tema poco claro en el mundo del diseño. Justamente como mencionas, no es responsabilidad del cliente conocer esta diferencia, pero creo que si es responsabilidad del diseñador transmitir lo que implica ser un diseñador, lo cual le dará más confianza al cliente al momento de contratar sus servicios. No es que uno sea más valioso que otro, sino que cada uno tiene diferentes enfoques y herramientas que ofrecer, lo cual significa que mientras un diseño sea más integral, mejores resultados se obtendrán.

    Finalmente, los que nos dedicamos a esto, la escuela nunca te prepara para los verdaderos retos de la profesión. El trabajo y la experiencia adquirida es quien te da el diploma de un buen profesionista.

  10. Jesica dice:

    Coincido contigo, un decorador y un interiorista no son lo mismo. Sin embargo nuestros clientes en su mayoría desconocen la diferencia entre una y otra, tampoco es algo que deberían saber, lo que si creo es que el concepto de interiorista no es muy conocido o valorado en este país. Lo importante y lo más apasionante de nuestro trabajo es poder lograr espacios que mejoren la calidad de vida de nuestros clientes, superar sus espectativas y quedarnos con la enorme satisfacción de haber hecho lo correcto. Es una profesión en la cual siempre surgen nuevos retos, se aprende muchísimo de cada uno y es super divertido todo el proceso.

  11. Liliana Villalobos dice:

    Mariangel, coincido con tu manera de pensar. Yo también soy interiorista y no es de mi total agrado que me llamen decoradora. Más allá del título universitario, creo que la diferencia entre un interiorista y un decorador son las herramientas que cada profesión tiene para resolver un problema de diseño. Creo que la perspectiva y la cantidad de herramientas que tiene un interiorista, es más rica que la de un decorador. El interiorista tiene más elementos para poder resolver temas de distribución, instalaciones y aspectos técnicos en conjunto con la estética de un espacio, hay un equilibrio función-estética. El decorador suele enfocarse más en aspectos estéticos y detalles finales en un espacio. no se involucra tanto en el diseño integral.

    Por supuesto no se puede generalizar, hay excelentes interioristas y excelentes decoradores en México y en el mundo. Lo importante que tenemos que recordar todos, es que ambas profesiones nos dan la posibilidad de impactar y transformar positivamente la manera en la que viven nuestros clientes.
    .

  12. Daniela dice:

    Hoy en día muchas personas aún no conocen el concepto de interiorismo o lo que significa a profundidad el diseño de interiores. Creo que a muchos de los que trabajamos en este giro nos ha pasado que nuestros clientes buscan que “decoremos” sus hogares porque tenemos “buen gusto” pero realmente desconocen o saben poco de toda la preparación y formación que conlleva esta profesión.

    Un interiorista o diseñador de interiores resuelve espacios primero que nada y basa su diseño en un concepto inicialmente establecido. Resolver un espacio implica muchas cosas, desde tener una correcta distribución hasta armonizar perfectamente todos los elementos que lo integran: acabados, iluminación, mobiliario, accesorios decorativos, entre otros elementos, siempre estudiando a fondo las necesidades y gustos de nuestros clientes para poder ofrecer soluciones funcionales, creativas y 100% confortables.

  13. Mario dice:

    Yo soy diseñador integral y a menudo me llaman decorador, es cierto que hay momentos en los que me incomoda que me llamen así, yo creo que principalmente es porque estas profesiones son relativamente “nuevas” y las personas tienen poca información de las mismas. Es muy válido hacer énfasis el las diferencia que hoy en día hacen a un diseñador de interiores y un decorador.
    gracias por compartirnos tu opinión sobre este tema.

  14. Kurt Kunkel dice:

    Lo que hacemos nos define, cada comentario externo es causa o consecuencia de como nos proyectemos y estemos dispuestos a evolucionar, esto de la mano con cada uno de los espacios que reinventemos.

  15. ¡Hola!

    Comparto tu opinión, es estimulante ver que aún existe esta idea del diseñador como un simple embellecedor con buen gusto. Considero que es un reto como profesional hacer ver a las personas cuan importante es el buen diseño. Vivimos rodeados de objetos y espacios mal diseñados, que no sirven, son complicados y terminan por entorpecer nuestras actividades. Si nosotros diseñamos bien, ya sea una cuchara o un centro vacacional, podemos repercutir positivamente ¡no sólo en el estilo! sino en nuestra productividad, economía, salud, estado de ánimo, descanso, en fin. Hay que diseñar para mostrar el poder de cambio que tenemos con nuestra profesión.

    Saludos y gracias por compartir

    Ehécatl M

  16. Hugo Sebastían Macías dice:

    Siempre he pensado que la estética no es cuestión de conocimiento nato, nadie nace sabiendo fundamentos de diseño de un espacio interior pero si nacemos con ciertas cualidades que nos caracterizan como personas. La sensibilidad es muestra de ello y aunque es una herramienta natural tenemos que moldearla con nuevos aprendizajes y experiencias.
    Es por ello que el termino “decorador” quedaría en primer instancia como aquella persona que nace con cierta sensibilidad para decorar un ambiente, mientras que un diseñador muestra aptitudes que ha desarrollado a través de su formación académica y experiencia profesional.

    D.I. Sebastían Macías M

  17. Ing. Arq. Abraham Díaz Bahena dice:

    La diferencia entre interioristas y decoradores es un tema por demás comentado y que ha llevado a interminables discusiones bizantinas, pues la mayoría de la gente los ve como sinónimos. Yo podría describir esto con una analogía: la diferencia entre un astrónomo y un astrólogo.

    Un astrónomo es un profesional cuyos conocimientos se basan en conceptos científicos bien fundamentados, resultado del aprendizaje del ser humano a lo largo del tiempo, el astrólogo en cambio basa su trabajo en la interpretación empírica de creencias y supersticiones antiguas casi siempre sin fundamento. Aunque podría pensarse que la creatividad del astrónomo está limitada por la racionalidad de su trabajo, es la imaginación fundamental en su labor, pues esta lo impulsa a seguir soñando y son los sueños los que han mantenido al hombre en constante búsqueda de respuestas y que lo han llevado a postular las teorías más aceptadas acerca del origen del universo.

    Si bien es cierto que un interiorista no es un científico, la diferencia entre éste y un decorador es análoga a la del astrónomo y el astrólogo. Un decorador busca la satisfacción visual de un entorno mediante la ornamentación, tomando como base su criterio, sus gustos y los recursos disponibles. Un diseñador de interiores (o interiorista) en cambio es un profesional encargado de utilizar sus conocimientos para crear ambientes, que si bien son estéticamente agradables, cumplen con una función mucho más importante.

    A lo largo de su vida, un ser humano duerme en promedio veintitrés años, come diez, cocina durante dos, y pasa alrededor de quince descansado, por lo tanto, el sitio donde desarrolle estas actividades debe proveer las condiciones ambientales adecuadas, que no sean únicamente bellas, sino óptimas y saludables, pues en caso contrario, lejos de ayudar terminan provocando malestar y repercutiendo directamente en la salud de sus ocupantes. De ahí la responsabilidad fundamental del interiorista, pues su función va más allá del embellecer un espacio, es crear ambientes armónicos que beneficien a sus ocupantes. Cualquier persona, por el simple hecho de poner un florero puede ser un decorador, un interiorista en cambio debe tener una amplitud de conocimientos (arquitectura, diseño, psicología del color, etc.) además de una sensibilidad innata y debe permanecer siempre en la búsqueda de nuevos conocimientos que se traduzcan en mejorar los ambientes que crea.

    El hogar es más que una casa, es históricamente un lugar de reunión y de refugio, donde los integrantes de la familia habitan, conviven y comparten un vínculo de seguridad, intimidad y armonía, de ahí la importancia fundamental de que ésta cuente con espacios que satisfagan sus necesidades físicas psíquicas y sociales.

    Ing. Arq. Abraham Díaz Bahena

  18. D.I. Ismael Baez dice:

    Hola Mariangel, coincido contigo en la importancia de entender la diferencia entre diseño y decoración de interiores, sin restarle mérito al segundo, ya que hablan de labores distintas pero que talvez por costumbre popular o por falta de información suelen ser confundidas y englobadas en el término más común.

    Sin embargo considero que está diferencia la logra el mismo interiorista con la aplicación de su práctica​, experiencia, y enfoque como diseñador; mientras el decorador utiliza sus conocimientos empíricamente adquiridos y su buen gusto para ambientar y darle una agradable apariencia a un espacio determinado, el diseñador debe realizar un proceso de observación, análisis, planeacion, y desarrollo, para entender, transformar y, crear un espacio que integre todos sus elementos armónicamente en un contexto, aportando valores estéticos y funcionales, y lograr que el espacio hablé por si mismo, transmitiendo sensaciones.

  19. David Romero Theran dice:

    Soy estudiante de arquitectura y estoy en planes de abrir un estudio dedicado al diseño de interiores me gusta mucho que consejo me podrías dar para poder empezar con pie derecho.

    • Hola David,

      Mi consejo sería aplicar la prudencia, la paciencia, la perseverancia, la pasión y honestidad. No dejes de estudiar y de crear; la innovación es algo primordial. Siempre se agradecido con lo bueno y con lo no tan bueno.

      ¡Saludos y te deseo mucho éxito!

      Mariangel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *